NEIPA, un estilo muy especial.
Te contamos un poco sobre este estilo, de cuerpo denso y cremoso, de sabor cítrico y amargor particular.. la New England IPA, una cerveza que da que hablar!

Como todo en esta vida este estilo es una evolución de algo que ya existía anteriormente: el estilo India Pale Ale, mejor conocido como IPA. A su vez el estilo IPA es una variación del estilo Pale Ale que es una variación del estilo Bitter y así hasta el inicio de los tiempos.

En la costa este de los Estados Unidos algunos cerveceros aportaron algunos variaciones a la IPA que dieron origen al estilo New England IPA, de donde surge el nombre NEIPA.

Esto sucedió particularmente en la zona del Estado de Vermont en cervecerías como The Alchemist Beer, Other Half, Tree House y Trillium que empezaron a experimentar y a integrar algunos cambios que resultan en la creación de un nuevo estilo de cerveza reconocido ya por la organización BJCP (Beer Judge Certification Program) y por la Brewers Association en Estados Unidos.

¿Cuáles son las diferencias con una IPA? Si bien mantienen de las IPAS el marcado sabor a lúpulo y los aromas herbales, la primer diferencia la podemos distinguir a simple vista, ya que son cervezas que utilizan avena como ingrediente adjunto, lo que dificulta su filtración dándoles un cuerpo turbio y pesado. Otro ingrediente que aporta turbiedad es la variedad de levadura. Originalmente se utilizó la variedad Vermont Yeast, y actualmente se suele usa la New England.

Aunque su color no es oscuro, su cuerpo es denso y cremoso, al igual que su segunda característica: su sabor. Las NEIPA son sedosas al igual que su espuma (si tomas una de barril nitrogenada, esta sedosidad se potencia al máximo dándote otra increíble dimensión sensorial). Esto deriva en un estilo más fácil de tomar que las West Coast IPAs que para muchos puede resultar muy agresivas en su amargor.

Las notas cítricas y de frutos tropicales de una NEIPA permite agregar ingredientes que conjugan perfectamente y acentúan algunas de sus características de aroma y sabor, como la naranja.

Notas del Brewmaster:

  • Un amargor más moderado
  • Predominio de lúpulos cítricos y frutales en aroma
  • Mucho cuerpo y sedosidad en boca
  • Un característico aspecto turbio

Para tener en cuenta en la elaboración:

En primer lugar no se suele añadir lúpulo durante la cocción. Quizás una pizca para evitar un exceso de espuma. Se reserva todo el lúpulo para el Whirlpool y dry hopping tanto durante la fermentación, como después de ésta. Generalmente se creía que añadir lúpulo durante la fermentación haría que los aromas se disiparan con el CO2 que se genera, no obstante, muchos cerveceros lo están empleando durante este proceso con excelentes resultados.

Las variedades de lúpulo más empleadas son las que dan los típicos aromas frutales, como, por ejemplo, Citra, Mosaic, Galaxy, Amarillo y El Dorado. Lo que no quita que puedas utilizar otras variedades clásicas, éstos simplemente son una sugerencia.

Se suelen emplear técnicas de múltiple dry hopping después de la fermentación. Dos y hasta tres adiciones en 7 días.

La turbidez y sedosidad típica de este estilo es producida generalmente por la adición de avena o trigo (o ambas) aunque no es un requisito indispensable para crear esa turbidez y hay cerveceros que no emplean otros cereales. La utilización masiva de lúpulo puede propiciar esa turbidez.

Para conseguir la sensación de cuerpo y sedosidad es necesario además ajustar los parámetros del agua. El tratamiento del agua es importante en todos los estilos y las características típicas para elaborar una NEIPA es que se suele añadir una proporción mayor de cloruros frente a sulfatos. A diferencia de las clásicas West Coast IPA en la NEIPA la proporción es de 1 a 3 (Sulfatos/cloruros).

La maceración es un punto importante. Hay quien suele hacer maceraciones simples en el rango alto de temperatura para proporcionar más cuerpo en la cerveza y una menor atenuación. Otros añaden copos de avena o trigo (o ambas) para generar ese cuerpo y turbidez en aproximadamente un 20% y hay quien utiliza maceraciones simples en el rango medio (64-65ºC) empleando cepas de levadura con bajo poder de atenuación.

Para la fermentación se utilizan levaduras que proporcionan muchos ésteres frutales, por lo general variedades inglesas.

Es un estilo nuevo que vale la pena conocer y experimentar, tanto en la elaboración, como en la barra de un bar, no te lo pierdas!